“Soy el rico Potosí”1

(Ivette Durán Calderón)

Cuánto dolor queda en las callejuelas

de tantos ultrajes a minas e hijuelas;

surgen los recuerdos… rencor boliviano

acontecimientos de nuestro altiplano.

o-o-o

¡Quinto Centenario! ni cien ni doscientos

años los que evocan otrora riquezas,

aquellas que hicieron pugnar las realezas

soberbios e impíos avasallamientos.

o-o-o

¿Y el supuesto puente suntuoso de plata?

¡Unir pudo egregio Potosí y España!2

Nos acongojamos por tan vil patraña

que dejó pobreza … secuela escarlata.

o-o-o

El rey de los montes, envidia de reyes

no es más el entonces “¡del mundo el tesoro!”1,

sufre silencioso la ausencia de leyes

anhelante insigne, fiel a su decoro.

o-o-o

¡Bravos potosinos, demostrad al mundo,

lo que se consigue con tesón profundo!

No más perorata, ¡Basta ya de engaño!

Ya no queda nada, ni plata3….ni estaño.

o-o-o

¡El ínclito cerro se nos hunde a trozos!

mineros, palliris4… se ahogan en sollozos.

Por nuestros derechos con ansia clamemos

y el Bicentenario tristes celebremos…

o-o-o-o-o-

Colección Bicentenario “Poesía con historia” de Ivette Durán Calderón

1.- En el libro Crónica del buen Gobierno de Guamán Poma de Ayala, publicada hacia 1580 -1613, se hace referencia al célebre lema que reza: A un año del descubrimiento de la riqueza y enemistado ya Juan de Villarroel de sus socios originales Diego de Centeno y Pedro Cotamita, envió un memorial a Carlos V, acompañado provisoriamente de un donativo de doce mil marcos de plata piña, en el que le pedía que le confirmase como descubridor del cerro y fundador de la ciudad.

La respuesta del monarca fue afirmativa, acompañada de un Escudo de Armas donde aparece el Cerro Rico en el campo blanco, con dos coronas de Plus Ultra a los costados, la imperial corona al timbre, y la siguiente leyenda al pie:

“Soy el rico Potosí,

Del mundo soy el tesoro,

soy el rey de los montes,

y envidia soy de los reyes”.

El escudo de armas estaba acompañado de la declaratoria de Villa Imperial de Potosí.

2. El año 1546, a un año del descubrimiento, Antonio de León Pinelo, autor de “El paraíso en el Nuevo Mundo” (1650), obra en la que sitúa el Edén en Iquitos, sobre la ribera del Amazonas, basándose en las cifras de Luis Mapoche, sostiene puntillosamente, que “con la plata ya extraída del cerro, podría haberse hecho un puente o camino de 2000 leguas de largo, 14 varas de ancho y 4 dedos de espesor hasta España”.

3. En la Francia de mediados del Siglo XVIII, la Iglesia Católica hizo serios esfuerzos para contrarrestar las ideas que iban luego a plasmarse en la Enciclopedia promovida por Diderot y D’Alembert, Parte de ese trabajo fue el Gran Diccionario Histórico en diez tomos, publicado en Paris, luego en Madrid en 1750 y en el que figuran dos páginas dedicadas a Potosí que dan idea de la fama que el sitio había alcanzado en las cortes europeas, Dicen algunos de sus párrafos: “ La plata, mejor de todas las Indias Occidentales, es la de Potosí; y aunque se ha sacado una asombrosa cantidad de plata, de las minas que se evidencia el metal, y que el día de hoy están casi agotadas, se encuentra de él en abundancia, en los parajes que aún no se han trabajado”.

4. RAE f. Bol. Mujer que escoge los minerales extraídos de una mina.

*La autora es abogada hispano-boliviana, miembro de AERMU Asociación de Escritores de la Región de Murcia, Representante de REMES (Red Mundial de Escritores) Bolivia-España, autora de numerosos libros y artículos en Sudamérica, USA y Europa, actualmente reside en España www.ivettedurancalderon.com